Cibeles.net    

El contrato de compraventa de embarcaciones de recreo

Última actualización 12/11/2015@08:49:09 GMT+1

El sector náutico atraviesa por un buen momento, con un repunte de la compraventa de embarcaciones de recreo. Por ello, vamos a profundizar en los detalles del contrato de compraventa para que no haya ningún problema a la hora de adquirir una embarcación.

Claves para comprar de forma segura una embarcación de recreo.

Hace pocas fechas conocimos un interesante informe que señalaba la pujanza actual del sector náutico, con datos como que la flota activa de embarcaciones de recreo en España es de 200.000 unidades y que la facturación del sector el año 2014 fue de 2.000 millones de euros. Con estos datos, es fácil imaginar que estamos ante un sector con vitalidad, que mueve mucho dinero y que continuamente está generando transacciones.

Una de ellas, bastante frecuente, es la compraventa de embarcaciones de recreo, regulada por la Ley de Navegación Marítima aprobada el 28 de septiembre de 2014, y de la que vamos a hablar un poco más en profundidad en este artículo.

¿Estáis pensando en comprar o vender una embarcación de recreo? ¿Sabéis los pasos que tenéis que dar para no tener problemas legales? Bien, pues lo primero que debéis saber es que, como en cualquier otra transacción, el contrato de compraventa es el que va a fijar los términos del acuerdo entre las partes, que prevalecerá siempre que no sea contrario a las leyes.

En este contrato de compraventa de embarcaciones de recreo hay dos partes claramente diferenciadas, cada una con sus correspondientes obligaciones. Por un lado está el vendedor, que deberá entregar la embarcación conforme al acuerdo alcanzado, responder por los daños que pueda sufrir hasta su entrega y por los defectos ocultos de la misma siempre que se descubran en un plazo de tres meses y se notifiquen con un máximo de cinco días desde su descubrimiento.

Por otro está el comprador quien, para evitar estos problemas, no está de más que contratara a un perito que certifique que la embarcación está en perfecto estado antes de comprarla. Entre sus obligaciones figuran, evidentemente, pagar la embarcación en el dinero y plazos acordados y hacerse cargo de la misma en la fecha fijada, momento en el cual será el responsable de los posibles daños que puedan ocurrir.

En este proceso de compraventa de embarcaciones de recreo puede entrar en juego también la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios, aprobada en 2007, y que establece un plazo de dos años de garantía para las embarcaciones de recreo nuevas y de un año para las usadas, pudiendo reclamar judicialmente dentro de los tres años siguientes a la entrega de la embarcación.

Es recomendable también, por los problemas que ocasiona a posteriori, que ambas partes fijen por escrito con el máximo detalle los elementos de la embarcación objeto de la transacción, desde motores, velas o equipos de seguridad hasta vajillas y otros elementos del interior.

Por último, y para que el contrato de compraventa de embarcaciones de recreo tenga efecto, debe formalizarse la correspondiente escritura pública en el Registro de Bienes Muebles. 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?   Si (0)   No(0)
Compartir en Meneame submit to reddit

Comenta esta noticia



Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Murimar Seguros
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

He leido y acepto la Politica de Privacidad (y el Aviso Legal)

PORTADA | HEMEROTECA | BÚSQUEDAS | [ RSS - XML ] | Política de privacidad | Política de cookies | Aviso Legal
MURIMAR SEGUROS C/ ORENSE, 58 - 6ª 28020-MADRID
TELEFONO CENTRALITA 91.597.18.35 FAX 91.597.18.13 Contacto